lunes, enero 23, 2006

En la puerta de mi casa

Mi papá veía el noticiero de la noche en el televisor de la sala cuando sonó el timbre y por el intercomunicador oyó las voces de dos amigos de mi hermano que lo venían a buscar. Mi hermano salió y se quedó hablando con los muchachos en la puerta que da a la cochera, mientras mi papá miraba el televisor sentado en el sillón de su apacible sala.

Seguramente en ese momento el noticiero pasaba una de esas noticias que vemos en cantidades industriales y que nos desnudan la total inseguridad ciudadana en la que vivimos los limeños. Mi viejo pensaría en ese momento que ya uno no está seguro ni en su propia casa.

El sonido del timbre probablemente lo sacó de su reflexión. Era mi hermano con el rostro lívido. Con suerte había logrado cerrar la puerta de la casa cuando se dio cuenta de los revólveres que tenían en las manos esos muchachos con pinta de cantantes de reggaeton que bajaron de un Subaru plateado. Se quedó afuera. Afortunadamente no tenía nada que le pudieran robar, pero a sus amigos les quitaron sus billeteras y celulares.

Mientras llegaba la camioneta del serenazgo, seguramente mi viejo pensaba que la inseguridad ciudadana pasó de la pantalla de su televisor a la puerta de su casa. A la puerta de mi casa.

7 comentarios:

digler dijo...

esos tipos dispuesto a robar están cada día en la calle, en la puerta de tu casa y hasta en tu misma casa, lo que creo es más indignante aún.

pd. hace unos días entraron a la casa de un amigo y se llevaron todo lo que pudieron

Isabella dijo...

Uno ya no està seguro en ninguna parte...

mnkantavivir... dijo...

vamos que esto de la inseguridad por lo visto no es patrimonio de mi pais!!...jajaja
Aqui en México, tienes que estar mas que listo para evitar llamar la atención!!, es una verdadera pena lo que se vive!! pero a todo te acostumbras, menos a no respirar!!
saludos
mnkantavivir
yxqno.blogia.com

Angela dijo...

Uy... afortunadamente no fue peor.

A mí estas cosas me entristecen... Ya hace mucho tiempo que me he visto forzada a no llamar la atención.

Un abrazo y que todo vaya bien en adelante. Gracias por el comment.

P.D.: Estaré en Lima este fin de semana :)

diego dijo...

si pues, si no es en tu puerta, es en la puerta del vecino.
una lástima la verdad.

Gastón dijo...

Y de eso se agarran algunos atarantados para querer llegar a presidentes. Què asco!
Te recomiendo noticieros menos tòxicos, jajaja.

TORTUGA MALDITA dijo...

No estas seguro ni siquiera en tu propia casa.Que horror.
Ya 2 veces han robado en mi casa y tambien a mis perros.
MALDITOS! Una vez que quisieron robarme el discman metiendo la manota en la ventana del micro, le agarre la mano al ladron y como tenia las uñas largas, lo arañe hasta el mismo hueso.
Y mi discman?
En mi cajon, dormidito.
REVENGE!