martes, septiembre 27, 2005

Amputación

Siempre me ha intrigado ese extraño fenómeno que se produce en algunas personas que sufren la amputación de alguno de sus miembros, cuando sienten comezón o dolor en el brazo o pierna que ya no tienen. Los médicos lo llaman Síndrome del Miembro Fantasma. Según averigüé en internet, este es un efecto colateral indeseable del intento del cerebro por reorganizarse después de una interrupción seria de la información sensorial que recibe del resto del cuerpo

Iba pensando en ello cuando sentí que mi teléfono celular empezó a vibrar. Lo busqué afanosamente, pero no pude encontrarlo. Busqué en el piso, pensando que se me había caído. Miré detrás, delante, a mis costados. No había choro a la vista que me hubiera podido robar el aparato. Cuando ya iniciaba mi segunda revisión del piso, me acordé que había dejado el bendito teléfono en el trabajo.

No tenía el celular. Pero pude sentir nítidamente en la correa de mi pantalón la misma vibración que siento unas quinientas veces al día con las llamadas de trabajo. No cabe duda que estos benditos aparatejos casi han llegado a formar una parte más de nuestro cuerpo. Y en ese momento a mí me habían amputado el celular.

19 comentarios:

El Teacher dijo...

A mi me sucede algo parecido..A veces pienso que es el vibrador del celular pero es la vibracion de mis tripas cuando tienen hambre.

digler dijo...

lo trtiste es que el bendito aparato ese se vuelve parte de nuestro organismo... como el grillete al tobillo de un preso

Jomra dijo...

Saludos

Lo peor, en ese caso, más allá del "quien me estará llamando" (que no es nadie, claro), es el tiempo que se pierde en la búsqueda afanosa de un aparatito no tan necesario como lo quieren pintar (necesario según la ocupación).

Hasta Luego ;)

iChThYoRnIs dijo...

Pues si de amputaciones se trata, yo llevo amputados un celular, un reloj y dos billeteras ^_^
y la verdad no picarà como una comezón pero si duele y saca pica. ¿o no?

The Lizard King dijo...

Son increíbles las pasadas que nos puede jugar el cerebro

ricardomontero dijo...

Vaya, tienes razón. El celular y otros aparatos electrónicos se han convertido en una extensión de nuestro cuerpo. Ya no estiramos las orejas para escuchar, apretamos los audifonos; ya no agusamos la vista para ver algo, acudimos a un largavista.

*Blue*Star* Hilda* dijo...

bueno la verdad es que opino como digler todos estos aparatos se vuelven parte de nuestro organismo ....

Gastón dijo...

El rankin de llamadas suele ser: oficina, enamorada, casa.
eso sì, cuando saliò la oferta de minutos por llamadas recibidas, hablè gratis un chorro.

Dinorider d'Andoandor dijo...

el sindrome del celular fantasma?

Isabella dijo...

fácil, pero el día que lo olvido en casa corro a buscarlo presa del síndrome de "me van a hacer la llamada mas importante de mi vida y no voy a estar ahí para atenderla".

Morena dijo...

El otro día una amiga me comentaba que soñó que era el fin del mundo y que ella subía las escaleras de su casa para ir a buscar su celular.

Yo nunca escucho el aparato. Especialmente cuando estoy en la calle. Siempre me han perdiendo las llamadas y nunca le pongo carga. Lo uso para ver la hora, eso sí.

Morena dijo...

perdón :D siempre me ando perdiendo..

Angela dijo...

La verdad es que yo también he sentido la vibración del celular no teniéndolo conmigo (o teniéndolo, pero no vibrando... ¡qué trauma!).

Lo peor: a veces lo escucho timbrar (un cancán midi que coloqué por fastidiar).

Eh... ¿y has leído algo sobre el estado puerperal? ¡Es todo un caso! Alucina que es hasta atenuante en caso de juicio legal... ¡Y cómo afecta a las mujeres que han perdido a su bebé antes de nacer!

Este cuerpo maravilloso...

¡Saludos!

Angela dijo...

Te he linkeado :)

Ramiego dijo...

Qué suerte de no tener alguno... todavía.

Dayana Litz dijo...

Creo que es una realidad a veces dura para quienes lo sufren, conozco varias personas (incluso niños) que viven bajo estas condiciones que la vida les ha puesto en su camino.
Mi blog es http://confluencias.blogia.com

Cinder dijo...

yo siento q suena mi celular, aun cuando enla chamba q tengo esta prohibido tenerlo, y lo dejo en mi casillero dos pisos arriba, pero siempre lo escucho, y lo busco inconscientemente pienso q lo encontraré...

Lapiz Maldito dijo...

Pues a mi me sucede el fenomeno esquizofrenia de celular. Siento que algo suena, pero no es el mio, es dentro de mi cabeza.
Lo saco y nada.
Es una vaina.

peral dijo...

Todo muy gracioso. Pero el miembro fantasma existe de verdad, yo lo padezco desde hace un par de años y no tiene trazas de desaparecer.
Si a alguien le enteressa de verdad el tema, pde visitar mi web:

http://miembrofantasma.host.sk

Salu2
Peral.