lunes, agosto 08, 2011

Arcada

Sólo el Superba habrá quedado en pie
cuando todo lo demás sucumba
al diluvio de nuestros adioses.

Carne sangrante anestesiada.
Mozos solícitos.
Botellas llenas, ilusiones vacías.

Esfuerzo inútil
que solo es preludio
de una arcada silenciosa
para vomitar el corazón.