jueves, agosto 30, 2018

A quien corresponda

No aspiro a ser nada
en tu vida.

Solo la humedad repentina
entre tus piernas.

Ese recuerdo inopinado
que te deja mirando el vacío.

El trocito de pasado enojoso
que sonrosa tus mejillas.

La canción que siempre escuchas
cuando te pones ebria.

El íncubo que te visita en sueños
y te abandona al alba.

La mariposa que, de cuando en cuando,
aletea en tu tripa

Ese íntimo instante
en el que te muerdes los labios.

Algo pequeño, insignificante,
que es apenas nada.

Que lo fue todo

No hay comentarios.: