jueves, abril 22, 2010

Hadas esquivas

La madrugada ha llegado
susurrando un cuento
de hadas esquivas.

La narración perpetua
de cada palmo ausente
de tu cuerpo en ultramar.

Esas aguas oscuras
donde se ahogaron
todas las lunas nuevas.

No queda sino la estrella
que titila una nostalgia
del color de tus ojos.

Astro solitario que anhela
un final para esta noche
que no terminará al amanecer.

13 comentarios:

Lena dijo...

Me temo que casi siempre las hadas son esquivas.

Hermoso poema.

Feliz día del libro, Ángel!

Un abrazo desde Madrid.

AnaR dijo...

La perpetuidad de la noche , es estremecedora,junto a ese titlilar de la nostalgia...
Bello.

Un abrazo

Cecilia dijo...

"La narración perpetua
de cada palmo ausente
de tu cuerpo en ultramar." Me encantó esa estrofa, hermoso poema.
Un abrazo.

Coeli dijo...

Y que bello sería no perder esa noche jamás ...

Hermoso poema.

TORO SALVAJE dijo...

Una noche perenne.
La más oscura de todas las noches.
Excelente poema.

Saludos.

Malena dijo...

Mi querido Angel: Hay noches que parecen no acabar nunca pero siempre que haya, aunque solo sea una estrella que nos ilumine el camino, sabremos salir de esa noche.

Que no nos falte nunca esa estrella.

Mil besos y mil rosas.

RICARDO MIÑANA dijo...

Un bonito poema con precioso
texto, un placer leerte.
feliz semaa.

néstor dijo...

La mirada perdida en la oscuridad del mar: un desafío perpetuo. Mientras esperamos que pase aquello...

un abrazo

Laly dijo...

Las noches sin final, propician hadas esquivas y las estrellas nos miran,còmplices silenciosas
de nuestra soledad.

Bello poema Angel.

Un beso

LaLy

Laura Gómez Recas dijo...

Ni las hadas, ni la luna, ni siquiera su cuerpo...
Quizás la estrella, la luz, la metáfora de lo real esté asida a unos ojos, la verdadera entrada del alma.

Es un poema precioso, Ángel.
Un beso.
Laura

Fue dijo...

y por ese final es que no nos importa vivir empapados.

Javier F. Noya dijo...

Estimado Angel: vengo buceando desde el Blog de Toro salvaje y recalo aquí, donde la noche, parece, seguirá desafiante sobre el día, inundando todo de tristeza. Bellos versos. Me ha gustado. Volveré.

Basurero Usurero dijo...

Este post vale un Perú perpetuo. Suerte.