lunes, agosto 10, 2009

Inventor de búsquedas

Me gusta buscarte
con la certeza
de que no voy a encontrarte.

Saber que eres,
apenas,un aroma
que se desvanece
en la memoria de lo no vivido.

Una palabra que inventé
para este silencio pernicioso.
Malabarismo de la imaginación,
una llamada perdida.

Eres como esta flor amarilla
en esta mesa para uno.
En esta vida para uno.

Quizá, algún día imaginario,
te regale esa flor,
si es que mi imaginación
no se ha marchitado todavía.

10 comentarios:

digler dijo...

supongo que hay un día en el que toda busqueda llega a su fin.

es un gusto volver a leerte. un abrazo

Morena dijo...

Estoy muy contenta porque has vuelto :) la blogósfera está diferente ahora... es bueno leerte otra vez. No sé por qué me ha venido una nostalgia de aquella época en que caía en tu blog y comentaba y éramos una pequeña comunidad.

Será que hay que reunirnos como en aquellas épocas y tomar unas limonadas frozen, ¿te animas?

luis sanchez dijo...

Tú sí que te ausentaste.
En estos últimos dos años ha habido bastantes cambios... tienes twitter?

Cinder dijo...

espero q tu imaginacion no se marchite.
fue una sorpresa entrar a mi blog y verte comentando, q bueno q regresaste, un abrazo fuerte.

Angel Castillo Fernández dijo...

Digler: como será el fin de una búsqueda imaginaria, no?

Morenita: Yo también estoy contento de regresar... ojalá me duren las ganas. Las limonadas, cuando quieras... pero le puedo echar algo "extra" a la mía? ( :

Lucho: Sí pues me ausenté bastante, pero al igual que antes sigo siendo el dinosaurio terco de antes... creo que me va a costar aceptar que tengo que usar el twitter

Cinder: el gusto de reencontrarte ha sido todo mío.

Angela dijo...

Hola, Angel.

Me alegra mucho verte por aquí y ya me gustaría planificar un encuentro, como los demás, pero mis coordenadas actuales están un poco distantes...

Tu poesía me recuerda a mí misma y largos paseos apretando una mano invisible y respondiendo a preguntas cargadas de cariño, sin voz.

Toda búsqueda llega a su fin... ¿Porque encontramos lo que buscamos o porque nos cansamos de buscar?

Debo tomar un metro. Me voy.

Un abrazo!

El perro andaluz dijo...

Y de pronto, un día volviste. Y mira de que manera...

Angel Castillo Fernández dijo...

Mi estimado perro andaluz. Creo que a mí también me quedaban algunos ladridos en la garganta...

Viacheslav dijo...

Muy buena Dr. Siga así!!

Romy dijo...

Las primeras líneas me recuerdan a una canción de Sabina con Los Rodríguez: "...me desespero de esperarte, pero no salgo a buscarte porque sé que corro el riesgo de encontrarte." Interesante blog, volveré más seguido. Saludos.