jueves, enero 31, 2013

Fugitivo

En vano han intentado darme caza
los remordimientos,
sus ladridos,
las añoranzas,
sus celadas.

Me agazapo en el recuerdo
de celadores burlados
hasta encontrar
el promisorio claro
de una nueva huida.

1 comentario:

TORO SALVAJE dijo...

Que no te atrapen nunca.
Suerte!!!