domingo, marzo 14, 2010

Cuando escampe

Habrá una noche
que no se perderá
en los desvaríos
del olvido forzoso.

Colmada de ayer,
anónima y silente,
huirá una lágrima
que se secará
sin testigos.

Soñarás un sueño
que no recordarás
cuando se abran
tus ojos escampados.

Y habrá amanecido
otra vez tu vida
y te imaginaré feliz
mientras anochece la mía.

8 comentarios:

Guillo dijo...

jo! buenisimo señor.
se vive

Malena dijo...

Precioso poema, Angel. Profundo amor el que se sacrifica para ver feliz a su amada/o.

Mil besos y mil rosas.

Maria Varu dijo...

hermoso poema Angel... la felicidad a veces presenta su cruel cara, pero el amor que se vive y siente es infinito

gracias por tus palabras y por tu enlace, la humildad es un gran don, amigo, difícil de hallar

un abrazo

zayi dijo...

No hay nostalgia, por grande que sea, que no termine cediendo a la razón...y no hay razón, por grande que sea, que no se doblegue para que pase el amor...
Un besito.

aLba * dijo...

siempre amanece.. aunque nunca sepas dónde...

Elmo Nofeo dijo...

Algo que aprendí desde muy temprano es que el verbo amar no se conjuga con reciprocidad, no es cierto/usual eso de "yo te amo" y "tú me amas".

TORO SALVAJE dijo...

Buen poema.
El dolor propio a cambio de la felicidad de quien amamos.

Saludos.

AnaR dijo...

Doliente generosidad la de este poema.Sobrio e impecable.

Un gusto de lectura.Abrazos.